Camino del Cid: “La Conquista de Valencia” – Etapa 3

Penúltima etapa de mi periplo bicicletero que me está llevando de Burgos a Valencia y que estoy disfrutando muchísimo.wp-1510251789093..jpgHoy han sido 60 kilómetros que me han llevado de Montanejos a Algimia de Alfara y que me han trasladado desde la Sierra de La Espina hasta los campos de naranjos y de olivos en latitudes mucho más bajas, vamos, que hoy ha sido la última jornada de montaña y hoy ya he comenzado la bajada que mañana culminará a nivel del mar cuando alcance la ciudad de Valencia.wp-1510251788833..jpgPorque hoy comencé la etapa con una fuerte subida nada más salir de Montanejos que me llevó a culminarlo en el Puerto de Arenillas con sus 12 kilómetros de distancia desde dicho pueblo hasta su cuota más alta, y a partir de ahí prácticamente una bajada continua.wp-1510251788965..jpgDicha subida se hizo entre montañas sobre una carretera muy bien asfaltada que en su último kilómetro tiende ha hacerse insufible por el desnivel que toma, me costó mucho tirar de bicicleta, de alforjas y de mi mismo…Una vez pasado el puerto y comenzada ya la bajada en el lado opuesto, la carretera ya tenia un trazado mucho más abierto, por lo que si no hubiese sido por el viento, podría haberlo bajado mucho más rápido, ya que casi no pasan coches, pero el aire hizo presencia de nuevo y hasta que no bajé de los 400 metros de altura no me libré de él.wp-1510251788768..jpgAlejado ya de la montaña el camino siguió siendo de bajada y eso hizo que pedalease muy cómodo y rápido, por lo que fui aumentando kilómetros sin problemas encima de mi bicicleta (ojito que me empieza a dar problemas el desviador trasero) y pude llegar a mi destino para la hora de comer, y como siempre doy una vuelta por el pueblo y saco unas fotos.

Mañana ya me despido de este mi Camino del Cid, pero eso ya es otra historia.

Camino del Cid: “La Conquista de Valencia” – Etapa 2

Segunda etapa terminada que me llevó desde La puebla de Valverde (Teruel) a Montanejos (Castellón) a lo largo de 61 kilómetros entre solitarias carreteras e imposibles caminos de montaña.wp-1510166557750..jpgY es que los primeros 46 kilómetros fueron por carreteras tranquilas (como me gusta a mi), y los últimos kilómetros por caminos de montaña llegando a tener que tirar de la bicicleta ya que el camino se convertía en sendero, haciéndose imposible poder estar encima de la bicicleta.wp-1510166557809..jpgOtra cosa que cambió fue el paisaje, que pasó de pequeños grupos de sabinares y encinares a un tupido bosque de pinares, siendo precisamente el tramo que no se podía hacer en bicicleta el más bonito en cuanto a paisaje se refiere, porque tener que tirar de la bicicleta con las alforjas por un estrecho y sinuoso caminucho lleno de piedras como que no…wp-1510166558430..jpgPorque como todo el mundo sabe la ley de Murphy siempre se cumple, y vaya que si se cumplió. El caso es que yo quería ciclar todo por carretera ya que tengo el desviador trasero tocado como ya conté ayer y no quería forzarlo ni que le pasase nada porque podría quedarme tirado, si por estar en algún camino salta una piedra en dicho desviador seguro que la liaba y ahí si que se me terminaría el camino.wp-1510166558519..jpgAl final no le pasó nada a la bicicleta y una vez recorridos 4 kilómetros por un sendero de montaña (más bien tirando de la bicicleta), el sendero se volvió a convertir en camino y ya pude volver a montar en bici hasta el final de mi trayecto de hoy.wp-1510166558366..jpgwp-1510166557907..jpgPor el resto como siempre, llegada al hotel, paseo por el pueblo y vuelta a la habitación para escribir estas líneas antes de cenar.

Mañana más y mejor.

Camino del Cid: “La Conquista de Valencia” – Etapa 1

Primera etapa de las últimas cuatro que me llevarán al final de mi camino a Valencia. La etapa de hoy iba a ser una etapa tranquila y corta, ya que empezaba en la localidad de Cella, pasando por Teruel y acabando en La Puebla de Valverde. Como yo ayer llegué a Teruel, hoy tenía solo que recorrer más o menos la mitad del trayecto.wp-1510079458137..jpgPor eso hoy me tomé mas tiempo de lo normal para recoger las cosas, desayunar, etc, y salir de Teruel rumbo a La Puebla de Valverde, y es que el día acompañaba, hacia frío, si, pero por lo demás como digo parecía una jornada fácil y sin sobresaltos, y así fue durante sus primeros kilómetros, salí de Teruel, tiré por la N-420a para buscar el enlace a la vía verde de Ojos Negros, empiezo a rodar por la vía verde y…. ahí se fastidió todo.wp-1510079458232..jpgEl caso es que se me giró el desviador trasero y no pude hacer nada, solo desdoblarlo un poco para que no pegase en la rueda y me di la vuelta caminando otra vez a Teruel para ver si se podría reparar la bicicleta y seguir mi camino. durante ese trayecto me puse en contacto con una tienda llamada Biciate para ver si podrían hacerle algo y un par de horas después estaba entrando por la puerta del establecimiento.wp-1510079457995..jpgEl chico que regenta Biciate se portó muy bien conmigo, pudo enderezar el desviador ya que funcionaba correctamente y así pude retomar mi camino, eso si, ahora tengo que tener más cuidado y no realizar cambios bruscos con las marchas. Cuando esté en Ponferrada habrá que revisarla correctamente.

Por el resto, el camino fue muy bueno, sin prácticamente ningún coche y teniendo la carretera todo para mí.

Llegué al pueblo por la tarde, una ducha relajante y salir a dar un paseo antes de escribir estas líneas.

Mañana más y mejor.